miércoles, 3 de diciembre de 2014

Principio del fin del monopolio de Apple con iTunes

“La justicia tarda, pero llega”, creo que es una frase apropiada para lo que sucede hoy con Apple, esto en el comienzo del juicio por monopolio al que será sometida la marca de la manzana.
Muchos pensarán que este juicio es reciente o que se trata de alguna compañía como Samsung que nuevamente demanda a Apple por alguna razón, la verdad es que para sorpresa de muchos esta demanda tiene una data de más de 10 años y proviene directamente de los usuarios de sus dispositivos. Específicamente hablamos de 900 clientes que hace poco más de 10 años pusieron una demanda colectiva en contra de Apple ya que no encontraban justos que el iPod fuera capaz de sincronizar solo contenido proveniente de iTunes, lo que exigían en su momento era poder sincronizar cualquier tipo de medio con su reproductor de música.



De esto ya pasaron más de 10 años, las cosas han cambiado, y aunque actualmente ese problema ya no existe, Apple tendrá que ir a juicio para defenderse de las acusaciones formuladas hace tantos años y por sus mismos usuarios.
Uno de los principales motivos por lo que este juicio se ha aplazado es por Steve Jobs, con su muerte todo quedó estancado ya que su figura era uno de los argumentos fundamentales por parte de los demandantes, luego de que este por medio de grabaciones, correos electrónicos y otros archivos diera “pruebas” para sustentar la demanda. Una de estas pruebas ha sido difundida por los propios demandantes, fechado en 2003, se trata de un correo electrónico en el que Steve Jobs manifiesta su intención de bloquear las descargas en el iPod de la tienda musical Musicmatch, que por esos años estaba a punto de ver la luz.
“Necesitamos asegurarnos de que cuando Music Match lance su tienda de descargas de música, ésta no se pueda utilizar en el iPod. ¿Esto será un problema?, escribe Jobs en dicho correo.”
El proceso se espera sea largo, esto porque Apple utilizará como argumento su derecho de proteger el iPod de contenido de la competencia, como también puede aferrarse a un tema como la “piratería” y su intención de que el iPod siempre se mantuviera dentro de la ley, en donde solo bajo sus condiciones podrían asegurar cumplir fielmente con la ley.
Esto recién comienza, son 900 demandantes y quizá las audiencias lleven unos cuantos meses para ver si finalmente Apple es acusado de monopolio, con la correspondiente indemnización para los demandantes, incluso se habla que esta podría llegar a todos quienes hayan comprado un iPod en ese momento, pero para esto queda mucho tiempo, eso si después de estos 10 años los demandantes siguen interesados en batallar contra la compañía.