martes, 25 de febrero de 2014

Diez motivos por los que Telegram es mejor que WhatsApp


Era de esperar…tan solo unos días después de su compra por parte de Facebook, la plataforma WhatsApp sufrió ayer una caída de su servicio de 4 horas, que impedía recibir y enviar mensajes. Como consecuencia el “pánico” estalló en la red, usuarios desconcertados que intentaban recordar un sabado por la noche como se envían SMS, en el peor de los casos teniendo que hacer llamadas y hablar con otras personas (que barbaridad! ni que fuéramos Neardentales, …), todo lo de ayer muy vintage la verdad

Como ya habrán leído, esto provocó la migración masiva a otros servicios, en especial a Telegram, que también sufrió las consecuencias con una avalancha de nuevos usuarios.

¿Pero que es lo que ha llevado a esta aplicación, a estar tan de moda y amenazar el reino de WhatsApp en la mensajería movil? Os doy unas cuantas razones:


1. Seguridad en el cifrado


¿Cuantas veces habéis escuchado que WhatsApp no es segura, que su cifrado es débil y susceptible a ataques man in the middle, que permiten interceptar nuestros datos? Un montón supongo..

En ese aspecto Telegram es muy superior, utiliza MTProto un protocolo especial que combina algoritmos de cifrado del tipo AES-256 bits, RSA 2048 y el método Diffie-Hellman, para el establecimiento de llaves criptográficas.

Un nuevo sistema de cifrado en el que deben tener bastante confianza los fundadores de la compañia ya que ofrecen una recompensa de $200,000 al primer hacker que consiga vulnerarlo.

Una característica adicional de seguridad, es que sus servidores están repartidos por todo el mundo, lo que también contribuye a una mayor velocidad en el envio de la información.

2. Charlas Secretas


Para los más exigentes en cuanto a seguridad, hay la posibilidad de utilizar chat secretos, que implica el cifrado de extremo a extremo, no dejan huellas en los servidores, admiten mensajes de autodestrucción (tanto en tu dispositivo como en el del destinatario) y no permiten el reenvío.



Es decir confidencialidad total, la NSA va a tener que buscaros por otros sitios.


3. Privacidad


Lo primero que hice al enterarme de la compra de Whatsapp por Facebook, fue eliminar la aplicación y los escasos datos que contenía. Nunca me ha gustado Facebook, aunque tenga una página para difundir los artículos del blog, pero lo que es a nivel personal, nada de lo que esa red me ofrece compensa el que le facilite algún dato privado,así como que para ir dándoles mi nombre y número de teléfono (o el de mis contactos), conversaciones, imágenes asociadas, operador telefónico, etc…Vamos…que ni de coña!

Porque no tengáis dudas, que por mucho que os digan, al final esas bases de datos acabaran fusionándose (“el sueño de Stalin” que diría Richard Stallman), de otra manera el negocio sería ruinoso para Facebook.

En cambio la política de privacidad de Telegram es clara “Nunca compartiremos tus datos con nadie” y por supuesto si quieres borrar tu cuenta, lo haces de forma definitiva con todos los datos incluidos, nada de extraños backups, que puedas recuperar a los 6 meses.


4. Es software libre


Quizá debía haber empezado por ahí. No tienes que fiarte de mi opinión, ni siquiera de los creadores de la aplicación (los hermanos Durov). Cualquiera con algo de curiosidad y los conocimientos técnicos suficientes, puede revisar el código de la aplicación.

La posibilidad de acceder al código fuente, también implica que cualquiera puede modificarlo, introducir nuevas funciones, mejorar su disponibilidad para nuevas plataformas o crear tu propia app.


5. Multidispositivo


Una de las diferencias fundamentales, es que con Telegram se puede acceder desde varios dispositivos al mismo tiempo: movil, tablets y ordenadores.

Todavía es necesario utilizar el mismo número de teléfono para poder identificarse, pero en la web nos comentan que están trabajando para mejorar esa característica.


6. GNU/Linux y Android friendly


Empezamos con Android y Linux, ya que estas plataformas son las más abiertas, recientemente hemos publicado el código de aplicación para iOS

Esta frase es toda una declaración de intenciones, ya existen varios clientes, que permiten ejecutarlo desde la linea de comandos en GNU/Linux, además de un cliente para el navegador llamado Webogram, que funciona bastante bien.


7. El doble tick o check significa que el mensaje ha sido leído


Esto es cuestión de gustos, y yo lo veo como una ventaja. Al igual que vosotros, al estar en las redes sociales o por el blog, recibo continuamente mensajes o correos nuevos que siempre leo, pero que muchas veces no puedo contestar al momento o a todos.

De la misma manera me gusta tener la certeza de que el mensaje ha sido leído por el destinatario, después ya me contestará cuando pueda o quiera. En todo caso me evita tener que volver a insistir o utilizar otro método de contacto.


8. Sin limites a la hora de enviar archivos


Telegram ofrece almacenamiento practicamente ilimitado, soportando documentos o archivos de hasta 1GB de tamaño máximo y, lo mejor de todo, es que sin restricciones de formato: rar, pdf, odt, etc..




Por la contra WhatsApp está limitado a formatos multimedia.


9. Telegram permite grupos más grandes


Permite crear chats de 200 personas frente a los 50 de WhatsApp.


10. Gratis, sin publicidad o subscripciones


Dejo esta ventaja para el final porque pienso que es la menos decisiva. El coste de WhatsApp es mínimo para lo que ofrece y por lo que tengo entendido no piensa poner publicidad por el momento. ¿Pero de todas maneras porque voy a pagar por una aplicación, cuando hay otra que es mejor, libre y gratuita?. No me importaría pagar si fuera al revés, pero no parece el caso…