miércoles, 21 de agosto de 2013

Project Phoenix, otro juego RPG para Linux.


Es posible que tras un anuncio como el de Metro: Last Light, oír hablar por primera vez de Project Phoenix, un juego etiquetado como “RPG independiente con talento AAA” que ni siquiera está en desarrollo todavía, para más inri financiado mediante crowfunding, no te llame demasiado la atención. Sin embargo, cuando hayas terminado de leer esta noticia, lo vas a ver todo con otros ojos.

Porque a pesar de haberse financiado de manera colectiva en Kickstarter, Project Phoenix tiene en su haber una carga de talento humano muy, muy considerable. No hay mejor prueba de ello que la acogida que ha tenido la campaña, alcanzando su meta económica de 100.000 dólares en tan solo nueve horas. Esto fue el pasado 12 de agosto; desde entonces llevan recaudados más de medio millón de dólares, y subiendo.

¿Por qué? La premisa es sencilla: Project Phoenix será un RPG con dosis de estrategia en tiempo real dirigido en un principio un solo jugador. Estará fuertemente influenciado por el estilo japonés de la vieja escuela, ese que tocó techo a mediados de los años noventa gracias a títulos como Final Fantasy VI o Chrono Trigger (o eso es lo que parece).


Pero lo más llamativo de este proyecto es, como hemos dicho, el impresionante elenco de profesionales que conforman el equipo encargado de hacer realidad Project Phoenix, en el que encontramos a técnicos y creativos de la talla del compositor Nobuo Uematsu (Final Fantasy), el ingeniero de sonido John Kurlander (la trilogía de El Señor de los Anillos), o Hiroaki Yura (Diablo III), director y productor de esta iniciativa. La lista incluye muchos más nombres de relevancia, gente que ha trabajado en series como la mencionada Final Fantasy, Halo, Crysis, Metal Gear Solid, Street Fighter…

En otras palabras, Project Phoenix es un juego de los que ya no se hacen, hecho por auténticos profesionales. Llegará a mediados de 2015 para Windows, Mac OS X y Linux vía Steam, con versiones también para iOS y Android, aunque estas serán diferentes debido a las limitaciones técnicas. Asimismo se plantean publicar el juego en las consolas de nueva generación, sin concretar.