miércoles, 10 de octubre de 2012

Razones para no pasarse a Windows 8

Hola, navegando por la red me encontré esta experiencia de un usuario. Una razón de no pasarse a Windows 8 es su caracter cerrado, pero si aún así no te importa ese "pequeño" detalle, aquí os expongo otras razones.



"Como un truco cruel conmigo mismo, hace un mes que he instalado Windows 8 en mi PC principal para ver cómo era.
La respuesta es: terrible

Yo no creo que sea una exageración decir que Windows 8 es la peor experiencia decomputación que he tenido. Como sistema operativo de escritorio, es molesto, frustrante, irritante, y desconcertante de usar. He intentado en muchas ocasiones explicar exactamente por qué es tan terrible para usar en el día a día, y la mayoría de las veces, me sale humo por las orejas. Pensé que sería mejor explicar exactamente cuáles son los problemas y por qué usted lo debe evitar.

Todo se reduce a esto: Windows 8 es molesto para trabajar. Tras tratar con él, día tras día se convierte poco a poco en la peor de la docena de hacer la misma cosa de maneras diferentes, pero un un tanto irritantes.

Esto no es una lista exhaustiva, pero es un listado exhaustivo de las razones por las que nunca voy a tocar de nuevo Windows 8. Yo no estoy solo: los desarrolladores de todo el mundo han declarado que Windows 8 va a ser una catástrofe.


Windows 8 pudiera ser interesante para las tablets
Windows 8 trae un nuevo tipo de diseño de en el escritorio. Denominado Metro (hasta que Microsoft se dio cuenta de que Metro es también el nombre de un supermercado alemán), es un motivo de diseño que está destinado a ser apropiado a través de tabletas, teléfonos móviles, el escritorio y, finalmente, las televisiones. Para ser justos con Microsoft, Metro es una forma decente de meter a su equipo con un dedo. Pero cuando usted tiene la flexibilidad y la precisión de un ratón, no tiene ningún sentido. En Metro, la mayorparte de la pantalla está ocupada por espacios en blanco. El texto es más grande, los botones son más grandes, los bordes son más grandes. Hay menos información, más desperdicio. Es un completo desastre.


Trabajar con el escritorio como una aplicación es un desastre.

La interfaz Metro es Windows 8. El escritorio que usted está acostumbrado también está allí, pero está construido como una aplicación independiente. Piénse de esta manera: Metro es el shell. El escritorio es una aplicación dentro de esa shell. Si quieres empezar rápidamente, tendrá que poner en marcha la aplicación de escritorio, y luego lanzar Steam. Esto es una locura. Se trata de Windows 8.


La gestión de ventanas es un dolor de huevos

Las aplicaciones de Metro no tiene ningún tipo de control de ventana. Si desea cambiar entre aplicaciones, usted tiene que hacer un gesto del ratón enrevesado -mover el ratón a la parte superior izquierda de la pantalla, y luego hacia abajo para seleccionar la ventana. No se puede minimizar la aplicación, y no hay vista previa en pantalla de lo que está funcionando para ayudar a cambiar rápidamente entre programas.

Usted puede recoger las ventanas y sus derivados, por ejemplo, a una segunda pantalla, que al principio se siente relativamente útil. Pero he descubierto que más que cualquier otra cosa, usted pasará más tiempo jugando con su disposición que haciendo algo realmente útil con ellos.



El Cambio entre aplicaciones en Metro es una farsa completa

No puedo entender cómo Microsoft ha conseguido romper una de las funciones básicas de una interfaz gráfica de usuario -cambiar entre programas en ejecución-. Los programas en Metro no tienen controles de la ventana, y ocupan toda la pantalla. Por lo tanto, no hay manera fácil de cambiar entre ellos utilizando los controles en pantalla. Usted tiene que ayudarse de los movimientos del ratón, desconocidos para la mayoría de nosotros.

Las aplicaciones básicas que ofrecen alguna funcionalidad básica del sistema son sólamente Metro. Y son horribles

Hay ciertas cosas que usted hace con su PC todos los días que deben formar la base del sistema operativo. como: Correo electrónico. Mensaje instantáneo. Calendarios. Medios de reproducción. Todas estas funciones en Windows 8 se llevan a cabo a través de aplicaciones de Metro, y son universalmente horribles. No hay aplicaciones de escritorio incluidos que hagan un trabajo similar."