miércoles, 26 de octubre de 2011

Prevención contra las fuertes lluvias.


Hola a todos. Aprovechando que estos días estamos sufriendo un fuerte temporal, algo que es normal en estas fechas del año por esta zona, observé cómo estaban nuestras queridas infraestructuras de transporte. Las carreteras.

Comprendo que lloviera más de lo normal, pero siempre pasa y nunca se hace nada por evitarlo.

Es lamentable que yendo por una autopista con peaje, te encuentres con que se acumula agua en gigantescos charcos, los cuales nos "ayudan" a entender lo que es esa cosa que nos enseñaron en la autoescuela llamada aquaplaning.




Las carreteras nacionales y secundarias ya ni os cuento, eran ríos por los cuales los automóviles parecían kayaks bajando los rápidos de los ríos. Es penoso, con lo que se gasta el Ministerio de Fomento que no se cuiden estas carreteras. Las cunetas inservibles, son deficientes y para colmo están atascadas por ramas, barro...

Las nuevas calles de las ciudades las dejan muy bonitas

últimamente pero hay que explicarles a nuestros alcaldes que no todo es oro lo que

reluce. Cuando llegan las fuertes lluvias se muestran las carencias de sus grandes proyectos. El agua se acumula en charcos, las calles no tienen sumideros suficientes y si los tienen, al estar en serie, se saturan enseguida. Los coches pasan, las personas quedan empapadas salpicadas por estos anteriores. Las tapas de las alcantarillas se levantan. Y en el peor de los casos, las aceras o carreteras empiezan a resquebrajarse.

Hay mil y un inventos, o más que inventos, soluciones a estos problemas. Solo hay que usar un poco el sentido común. Todo se evita si a la hora de reconstruir la ciudad antes de unas elecciones municipales, en vez de pensar en votos, se pensara en lo que la gente realmente necesita. Seguridad.

Una idea sería realizar varios grandes depósitos subterráneos donde iría a parar todo el agua de las precipitaciones, y a su vez múltiples bombas de agua extrayendo el agua expulsándola al mar o río (y si me apuras a un pantano).




Me gustaría mucho saber qué más ideas tiene la gente. No pido un proyecto de alta ingeniería, sólo ideas que quizás recogidas por gente bien formada o entendida en el tema pudiera luego reflejarla en un plano y quien sabe si al final volverla realidad.